12.2 El diseño – Como un Porsche

Para diseñar estas fuentes, Hertzfeld recurrió a una amiga del instituto que vivía a las afueras de Filadelfia, Susan Kare. Bautizaron las fuentes con los nombres de las paradas del viejo tren de cercanías de la línea principal de Filadelfia: Overbrook, Merion, Ardmore y Rosemont. A Jobs le fascinó todo el proceso. Después, una tarde, se pasó a verlos y comenzó a criticar los nombres de las fuentes. Eran «puebluchos de los que nadie ha oído hablar —se quejó—. ¡Deberían tener los nombres de ciudades de fama mundial!». Y por eso, según Kare, ahora hay fuentes con nombres de ciudades importantes: Chicago, New York, Geneva, London, San Francisco, Toronto, Venice.

Susan Kare, “Macintosh Artist”
Copia de www.applesfera.com

Pocos diseñadores pueden tener el privilegio de haber impactado tanto en el día a día de millones de usuarios. Si el Macintosh fue un equipo creado para dejar una marca en el universo, no cabe duda que sin el trabajo de Susan Kare no hubiese sido igual.

Era 1982, Susan Kare comenzaba a trabajar en Apple Computer tras la llamada de Andy Hertzfeld. Allí se la conocería como “Macintosh Artist” y es evidente que no había nombre mejor. Ella se encargó de dibujar la interfaz de un producto que marcó el inicio de una revolución. Era 1984, se lanzaba el Macintosh y su trabajo se convertía en historia.

Susan Kare 1983

Chicago

The Happy Mac Dock Set

Espinosa presentó una solución muy inspirada: el «Set de Construcción de Steve Jobs
para Crear su Propia Calculadora». Aquello le permitía al usuario alterar y personalizar el aspecto de la calculadora cambiando el grosor de las líneas, el tamaño de los botones, el sombreado, el fondo y otros detalles.

Calculator Construction Set
Copia de www.folklore.org

So, for a couple of days, Chris would incorporate Steve’s suggestions from the previous day, but Steve would continue to find new faults each time he was shown it. Finally, Chris got a flash of inspiration.

The next afternoon, instead of a new iteration of the calculator, Chris unveiled his new approach, which he called “the Steve Jobs Roll Your Own Calculator Construction Set”. Every decision regarding graphical attributes of the calculator were parameterized by pull-down menus. You could select line thicknesses, button sizes, background patterns, etc.

El ganador fue Hartmut Esslinger, un diseñador alemán que fue el responsable del diseño de los televisores Trinitron de Sony. Jobs voló hasta la región de Baviera, en la Selva Negra, para conocerlo, y quedó impresionado no solo por la pasión de Esslinger por su trabajo, sino también por su enérgica forma de conducir su Mercedes a más de 160 kilómetros por hora.

Así es como imaginaba Apple el iWatch en 1983
Copia de hipertextual.com

Hartmut Esslinger recoge en el libro Keep It Simple: The Early Design Years of Apple ilustraciones, conceptos y diseños producidos por Esslinger para Steve Jobs a partir de 1982, entre los que destaca un concepto de iWatch, demostrando que la idea viene de muy lejos.

Antes de que un producto vea la luz pueden pasar años y años de investigación y desarrollo hasta llegar al concepto final. Para llegar a él hay que darle muchas vueltas al concepto de producto a desarrollar, ideas, factores de forma, etc. que son reflejadas en muchos prototipos finalmente desechados quedando en el limbo, nunca llegando a ver la luz.

Hartmut Esslinger

Apple snow white 3 ‘macphone’, 1984

Cuando el diseño quedó finalmente decidido, Jobs reunió a todo el equipo del Macintosh para una ceremonia. «Los verdaderos artistas firman su obra», afirmó, y entonces sacó un cuaderno y un bolígrafo de la marca Sharpie e hizo que todos ellos estamparan su firma. Las firmas quedaron grabadas en el interior de cada Macintosh.

Sharpie: El lápiz de mina líquida
Copia de perutiles.blogspot.com

A estos hitos en la historia de este instrumento de escritura se agrega este año uno mas: el lápiz Sharpie de mina líquida, que reúne en un único instrumento lo mejor de los lapices tradicionales con las ventajas de los bolígrafos. “Resuelve la principal insatisfacción de los consumidores con los lápices mecánicos -minas rotas- al mismo tiempo que proporciona a los usuarios la confianza adicional de líneas fuertes y oscuras que resisten el paso del tiempo, además de la posibilidad de borrar y escribir sobre la marcha” aclara Sally Grimes, Vice Presidente de Marketing para Marcadores, Resaltadores y Arte, de la unidad de negocios global de Newell Rubbermaid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s