13.2 La construcción del Mac – Control absoluto

“No podemos controlarlo, y fijaos en todas las locuras que la gente está tratando de hacer con él. Es un error que nunca volveré a cometer”». Llegó al extremo de diseñar herramientas especiales para que la carcasa del Macintosh no pudiera abrirse con un destornillador estándar. «Vamos a crear un diseño que impida que nadie, salvo los empleados de Apple, pueda entrar en esta caja», le dijo a Cash.

Apple no quiere que abras tu iPhone
Copia de hipertextual.com

La intención en todos los casos es la misma, sellar el dispositivo para que nadie salvo ellos pueda desarmar la criatura. Y para ello no duda en usar diferentes tamaños de Pentalobe (uno diferente para cada producto) para ponérnoslo muy difícil.

Todo esto sólo les aporta beneficios. En primer lugar, se aseguran de que sean los propios servicios oficiales los que se lucren con las reparaciones cobrando las cuantías que deseen pues no tendrán competencia. A la vez, y en segundo lugar, evitan la aparición de vendedores de piezas sueltas que personalicen nuestro gadget como sucedió con las partes blancas para cambiar de color nuestro móvil.

Jobs también decidió eliminar las flechas de cursor en el teclado del Macintosh. La única forma de mover el cursor era mediante el ratón. Aquella era una manera de forzar a los usuarios chapados a la antigua a adaptarse a la navegación basada en el puntero y los clics de ratón, quisieran o no.

Teclado Macintosh (M0110)
Copia de www.tinta-y-toner.es

Teclado Macintosh
introducidas y se incluye con el Macintosh original en 1984, debutó sin teclas de flecha para controlar el cursor, ni un teclado numérico integrado. Se utilizó un conector único cable de teléfono-estilo para el caso. También introdujo una única tecla de comando similar al “abrir la clave” de Apple en la Lisa.

Apple Original Macintosh M0110 Teclado – 1984

Jobs no creía que el cliente siempre tuviera la razón. Si querían resistirse al uso del ratón, entonces estaban equivocados. Este es otro ejemplo de cómo Jobs colocaba su pasión a la hora de crear un gran producto por delante del deseo de atender las exigencias del cliente.

Los ‘mantras’ de innovación de Steve Jobs
Copia de www.inalde.edu.co

En más de 20 años de seguimiento de este fenómeno y de la vida de Steve Jobs, he podido detectar algunos de los principios que acogió para hacer de Apple la indiscutible primera empresa innovadora del mundo.

La primera enseñanza es entender que el proceso de innovación de Apple consiste en no tener ningún sistema o metodología. Jobs no creía en procedimientos, y menos aplicados a la innovación. En su opinión, las grandes innovaciones de productos ocurrían en entornos donde convergían personas inteligentes y se les inspiraba a construir algo.

Pero el sistema de innovación Apple –si es que así le podemos llamar–, es producto de unos principios –mantras–, de los cuales podemos extraer sólidas enseñanzas si sabemos aplicarlos en nuestro quehacer empresarial. Veamos:

  • Visión fuerte y arrolladora
  • Fuerte conexión con el mundo real
  • La esencia de la simplicidad
  • Foco, foco, foco
  • Jugar solo con los mejores
  • No jerarquías, no divisiones, poca estructura
  • El campo de la distorsión de la realidad
  • Conocer el mercado, no el cliente
  • Tener una visión global de la empresa, pero no dejar de conocer el detalle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s